PerrosUsualmente cuando los perros están moviendo su cola pensamos que es signo de felicidad. Unos científicos italianos se adentraron un poco más en este tema y descubrieron que los perros también mueven la cola cuando están tristes. La diferencia está en el  balanceo de su apéndice, hacia que lado se incline el movimiento, siendo la derecha emoción positiva y la izquierda negativa.

Estos resultados se obtuvieron al realizar un experimento donde estudiaron la reacción de distintos perros cuando veían vídeos de otros perros moviendo la cola. Los resultados revelaron que los caninos sufrían ansiedad y un incremento en el ritmo cardíaco al ver otro perro moviendo la cola ligeramente hacia la izquierda. Por lo contrario, cuando veían que el otro perro inclinaba su cola más hacia la derecha, el perro estudiado permanecía relajado totalmente.

Según estudios, se trata de un tipo de comunicación no intencionada, derivada del funcionamiento asimétrico del cerebro del animal.

Fuente: Muyinteresante